Cambio climático: reducción de emisiones

La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, y en particular de dióxido de carbono, es una de las principales preocupaciones de la sociedad moderna. Nuestras actividades generan CO2 como resultado de la conversión química de la piedra caliza/dolomía unida a la energía de combustión utilizada en los hornos de incineración.

Lhoist ha optado por un enfoque constructivo en lo que se refiere a la reducción de su huella medioambiental.

 


Algunos ejemplos incluyen:

  • iniciativas para mejorar nuestro rendimiento y favorecer un desarrollo responsable a largo plazo: investigamos y probamos nuevos métodos que nos permitan reducir al mínimo el consumo energético a través del uso de combustibles alternativos y de energías renovables;
  • aumento del uso de combustibles de biomasa en nuestra cartera, invirtiendo en tecnologías energéticamente eficientes y colaborando con fabricantes de hornos en la mejora de las instalaciones;
  • respaldo al desarrollo de métodos de captación y almacenamiento de carbono a través de nuestra participación activa en iniciativas globales existentes.
  • desarrollo de productos y procesos que mejoren la eficiencia de los recursos, para poder hacer más con menos.

 

   

Aunque es cierto que estos propósitos aislados no conseguirán resolver el problema global del cambio climático, tenemos la convicción de que nuestras acciones sí lograrán demostrar que somos capaces de reducir nuestras emisiones de manera continuada.