Descubre las múltiples funcionalidades de la cal y minerales

 Drinking & Process Water

Agua potable y de proceso

Neutralización

Los minerales permiten corregir la acidez de las aguas residuales ajustando su pH, bien para aproximarlo a la neutralidad (pH = 7), o bien para alcanzar un pH específico. Las aguas naturales que contienen un exceso de dióxido de carbono (CO2) respecto de los valores equilibrados resultan muy agresivas. El exceso de CO2 puede neutralizarse mediante la adición de productos carbonatados con el fin de restablecer el equilibro del pH de las aguas.

Coagulación y floculación

Los sólidos finos en suspensión en el agua pueden aglomerarse y eliminarse mediante coagulación y floculación utilizando agentes como cal, FeCl3 y polímeros.

Precipitación

Los metales pesados son menos solubles en agua a determinados niveles de pH en los que forman precipitados. Otros iones como los sulfatos, fosfatos o fluoruros también pueden eliminarse mediante ajuste del pH.

Remineralización

Las aguas potables con deficiencia de minerales (por ejemplo, Ca++ disuelto y HCO3-) pueden remineralizarse mediante la adición de cal. En función del equilibro de CO2 del agua, también se añadirá CO2 simultáneamente (equilibrio carbónico). La remineralización genera bicarbonatos cálcicos, Ca(HCO3)2, que estabilizan el agua y equilibran su pH.

Ablandamiento de aguas

Las aguas duras contienen altos niveles de bicarbonatos solubles, HCO3. Ablandar el agua mediante la adición de cal conlleva la precipitación de estos en forma de carbonatos insolubles CaCO3 o MgCO3.