Descubre las múltiples funcionalidades de la cal y minerales

Iron and Steel

Hierro y acero

Agente aglutinante

Con la incorporación de aditivos de caliza o cal, el mineral de hierro finamente molido puede peletizarse o sinterizarse en gránulos para hacerlo apto para los procesos en altos hornos.

Purificación

La cal y la dolomía permiten eliminar las principales impurezas (en su mayor parte, sílice y alúmina) del mineral de hierro, y reaccionan con estas para formar escorias fundidas. También eliminan impurezas menores tales como el azufre (S) o el fósforo (P).

Agente fundente

La piedra caliza y la cal permiten bajar el punto de fusión del mineral de hierro (reducción del consumo energético).

Protección

Por su naturaleza refractaria, la dolomía calcinada o la cal dolomítica son materiales muy estables, como bien indica su elevado punto de fusión (2400 °C). En consecuencia, ofrecen una excelente resistencia a las altas temperaturas. Por su porosidad extremadamente reducida, los productos calcinados también ofrecen una mayor resistencia a la hidratación (antes del uso) y a la infiltración en fase líquida (en los procesos de los clientes). La cal, y en especial la dolomía calcinada, prolonga la vida útil de los revestimientos refractarios.