Agricultura y silvicultura

Agricultura y silvicultura

La cal, la piedra caliza, la dolomía y otros minerales se utilizan en agricultura y silvicultura tanto para corregir la acidez del suelo como para añadir nutrientes que contienen magnesio y calcio. Estos nutrientes son esenciales para favorecer el crecimiento de las plantas y para mejorar el rendimiento de los cultivos. Esto, a su vez, permite ahorrar espacio y reducir el impacto de la agricultura intensiva (con fertilizantes) en el medio ambiente, por ejemplo, mediante contaminación de las aguas subterráneas.

Oxyfertil® y Foliostim® son las marcas globales de Lhoist en productos de fertilización calcinados y fertilizantes foliares. 

www.oxyfertil.com

Fertilización de suelos

La fertilidad del suelo depende principalmente de la combinación de minerales y componentes orgánicos, y de una estructura apropiada que permita un óptimo intercambio de aire y agua. Mediante el uso de calcio y magnesio, podrá asegurar una modificación correcta que permita mejorar la estructura física del suelo. Esto se traduce en un mayor equilibrio químico y en una mejora notable de las características biológicas del suelo. Al controlar la acidez de la superficie cultivable gracias a la base fuerte que contiene, también se podrá favorecer la absorción de los compuestos fertilizantes por parte de las plantas.

En silvicultura, los productos basados en dolomía estimulan la fotosíntesis. Al reducir el grado de acidez del suelo, también aseguran una mejor asimilación de los nutrientes, lo que se traduce en un aumento significativo de la productividad forestal.

Nuestra gama de fertilizantes foliares Foliostim® son de aplicación específica en situaciones en que el crecimiento vegetal es limitado debido al uso reducido de fertilizantes para el suelo. Al pulverizarse en las hojas de los cultivos, Foliostim® estimula el crecimiento mediante el aporte directo de nutrientes solubles específicos. Al reducir el uso de fertilizantes y favorecer el rendimiento de los cultivos, desempeña un papel muy significativo en el desarrollo de una agricultura sostenible.

Mediante pruebas de campo y otras formas de colaboración, los científicos de Lhoist e investigadores de diversas universidades se dedican al desarrollo continuo de nuevos tipos de productos para agricultura y silvicultura.

 

Protección de la flora

La cal hidratada mezclada con cobre y/o zinc suele pulverizarse en los cítricos como agente ‘blanqueante’. Esta mezcla, que los productores vinícolas suelen denominar “caldo bordelés”, también protege a los cultivos de vid de las enfermedades fúngicas.