Azúcar y bebidas alcohólicas

Azúcar y bebidas alcohólicas

En algunos países, Lhoist suministra piedra caliza de alta calidad para producción de cal a las industrias azucareras, pues el proceso de calcinación utilizado en la producción de azúcar requiere dióxido de carbono. La cal actúa como agente clarificante del zumo de la caña de azúcar durante la fabricación de azúcar blanco. También puede añadirse durante el proceso de lavado de la caña de azúcar para el tratamiento de efluentes de aguas residuales.

En las industrias azucareras y de elaboración de bebidas alcohólicas, se emplea lechada de cal para tratar el zumo y lavar la caña de azúcar.

Tratamiento de zumos

El zumo inicial que se extrae de los molinos de rodillos es impuro y debe clarificarse para eliminar las partículas sólidas en suspensión. La purificación conlleva la formación de precipitados a causa de la reacción de la cal con las sustancias presentes en el zumo. El azufre elimina las sustancias colorantes.

La lechada de cal facilita la floculación de las sustancias coloidales, aumenta el pH a 6,8-7,0 y favorece la formación de sales de calcio a partir de los ácidos naturales presentes en el zumo. Una vez depositadas en el fondo del clarificador, estas sales atraen el resto de impurezas en suspensión. Es más conveniente llevar a cabo el proceso de clarificación cuando el pH final está próximo a la neutralidad, ya que así se protegen las moléculas de sacarosa.

Lavado de la caña de azúcar

En el lavado de la caña de azúcar, la cal corrige el pH del agua, algo indispensable puesto que la caña de azúcar tiene un pH ácido.

 

LEER MÁS: Químico