Política medioambiental del grupo

Lhoist ha elaborado una declaración medioambiental para demostrar nuestra responsabilidad a las comunidades próximas a nuestras operaciones. Utilizamos, por ejemplo:

  • tecnologías de voladura patentadas que limitan las vibraciones;
  • programas para contrarrestar la contaminación acústica;
  • reciclado de las aguas residuales para el lavado de vehículos antes de que estos abandonen las instalaciones;
  • técnicas de supresión en carreteras para reducir las emisiones de polvo;
  • rehabilitación de los emplazamientos con la creación de reservas naturales al final de su vida útil.

La declaración medioambiental garantiza que, como mínimo, cumplamos la legislación y normativas vigentes. En ausencia de directrices y normativas al respecto, operamos conforme a las mejores prácticas adoptadas por Lhoist.

Gestión activa de productos derivados

Lhoist se toma muy en serio su responsabilidad de gestionar los residuos o productos derivados de sus operaciones. Nos esforzamos permanentemente por limitar las cantidades producidas. La generación de productos derivados es una preocupación clave en cada fase de nuestros procesos. Los productos derivados se reutilizan siempre que es posible, e incluso se comercializan cuando esto es factible. Lhoist cumple la totalidad de estándares y requisitos locales en esta materia.