Restauración de los espacios naturales

Puesto que nuestra empresa se dedica a la utilización de recursos naturales de la tierra, en Lhoist creemos firmemente en la necesidad de devolver con creces a la naturaleza todo lo que obtenemos de ella. Al adquirir los depósitos con suficiente antelación respecto al inicio de su explotación, nos aseguramos de estudiar el emplazamiento de tal forma que, cuando dejemos de explotarlo después de varias décadas, no solo podamos restaurarlo, sino incluso mejorarlo. Hemos consultado a expertos en la materia y creado estrategias relativas a la gestión de las canteras.

Creación de una reserva natural

Tras más de un siglo de actividad, Lhoist detuvo sus excavaciones de piedra caliza en Amay (Bélgica). En colaboración con el ayuntamiento de la ciudad, el Departamento de Administración Natural y Forestal y la Región Valona, pusimos en marcha una iniciativa destinada a crear una reserva natural oficial con una extensión de 28 Ha. La antigua cantera promoverá la colonización de especies protegidas en un hábitat abierto y natural que incluye una extensión de agua y los anteriores acantilados. Solo una parte de la extensión estará abierta al público, mientras que un área más protegida estará accesible solo mediante visitas guiadas. Todas las partes han firmado una carta constitutiva en la que se comprometen a mantener la cooperación durante al menos 30 años.

 

Protección del sapo partero

Algunos emplazamientos de excavación de la zona (incluida la pequeña cantera de Dachskuhle, Alemania) no se explotan de forma continua. Durante los periodos de no explotación, las condiciones en la superficie de las minas de Dachskuhle constituyen un hábitat excelente para los sapos parteros. Los resultados obtenidos hasta la fecha indican que la especie se reproduce con éxito y que los anfibios están fuertes y sanos. La presencia de bloques de piedra y los estanques de agua permanentes ofrecen también un importante hábitat secundario para muchas especies en peligro y protegidas de esta zona densamente poblada.

 

Proyecto de protección de especies en vías de extinción: el búho real

Este proyecto se encarga de controlar las crecientes poblaciones del búho real tras su regreso a esta zona de canteras tanto cerradas como operativas. En esta área densamente poblada, las minas son un importante hábitat secundario para estas especies protegidas y en peligro. Un experto ornitólogo se dedica a estudiar los hábitats de los búhos en los emplazamientos de excavación, el desarrollo de poblaciones y razas y las nuevas generaciones y prácticas de caza. El proyecto también pretende mejorar las condiciones de hábitat de los búhos. Se trata de una iniciativa llevada a cabo como colaboración entre la industria de la cal y las autoridades locales para la cual todas las partes han suscrito un contrato público.

 

Orquídeas en una cantera

La explotación de la cantera de Voska, iniciada en el siglo XIX, ha dado como resultado la creación de paredes de formas diversas. Durante un periodo de interrupción de las operaciones, se observó que empezaban a crecer y reproducirse orquídeas como resultado de las excelentes condiciones generadas. Esto dio lugar a una importante población de esta especie estrictamente protegida. Lhoist negoció una ampliación del emplazamiento, evitando las excavaciones de piedra caliza en aquellos lugares en que el crecimiento de orquídeas pudiera verse afectado.