Refractarios

Refractarios

Nuestros productos de dolomía calcinada protegen los equipos (hornos, convertidores, etc.) durante los procesos térmicos que se utilizan en las industrias del hierro y el acero, el vidrio, el cemento o la cerámica. La dolomía sinterizada se utiliza como base en morteros y ladrillos refractarios.

La dolomía sinterizada se produce tras la calcinación de la dolomía a muy altas temperaturas. Puede utilizarse como producto refractario granulado para la reparación de revestimientos. En forma de ladrillo, puede incorporarse a los revestimientos refractarios de cucharas de colada u hornos de cemento.

En el proceso de refinación del acero, el uso de dolomía calcinada como alternativa a la cal viva pura permite ampliar la vida útil de los revestimientos refractarios. La adición de dolomía calcinada genera una solución de MgO en las escorias. Y, puesto que las partículas de MgO en suspensión proporcionan una excelente protección de cobertura, la capacidad amortiguadora de la solución está garantizada. El exceso de MgO se precipita, protegiendo los materiales refractarios y los orificios de filtrado. Esto disminuye la necesidad de efectuar gunitados y reparaciones.