Papel y pasta de papel

Pulp paper

Papel y pasta de papel

La cal es una materia prima esencial para la producción de carbonato de calcio precipitado (PCC). Está presente en muchos de los papeles que utilizamos a diario: cuadernos, revistas impresas, periódicos y otros. Por sus excepcionales características físicas y de blanqueamiento, nuestra cal Britelim® se utiliza para producir PCC y papel de alta calidad.

En el proceso de caustificación de la pasta de papel se utiliza cal viva de alta pureza y de unas características químicas y granulométricas muy concretas.

Las aguas de proceso y aguas residuales resultantes de la fabricación de pasta y de papel deben someterse a un tratamiento in situ antes de reutilizarse o de desecharse como vertido.

Carbonato cálcico precipitado (PCC) fabricado “a medida”

Lhoist suministra cal de un alto grado de pureza y brillo para la fabricación de carbonato cálcico precipitado (PCC). El PCC se fabrica por medio de una serie de reacciones químicas controladas. La cal viva se mezcla con agua para formar lo que se denomina lechada de cal, a la que posteriormente se añade gas de dióxido de carbono. La reacción resultante produce un carbonato cálcico precipitado (CaCO3) muy fino. La forma y el tamaño de los cristales de PCC se modifican como consecuencia de las condiciones de precipitación (temperatura/concentración) presentes durante la reacción. Este material de relleno elaborado a medida es utilizado en la producción de papel para mejorar el brillo, la opacidad, el cuerpo, el deslizamiento y la idoneidad del papel para la impresión.

Blanqueo de pulpa mecánica

En el proceso de blanqueo del papel, Britelim® optimiza la activación alcalina del peróxido dando lugar a una disolución controlada. Se ha descubierto que una cantidad significativamente menor de un equivalente alcalino es suficiente para lograr resultados similares en términos de brillo. Esto se traduciría en un menor consumo total de álcalis y en una reducción de las emisiones de CO2.

Caustificación de pasta de papel

La cal se ha utilizado durante años para regenerar sosa cáustica (licor blanco) a partir del carbonato sódico (licor verde) resultante del proceso kraft de elaboración de pulpa de celulosa. Al mezclar carbonato sódico con cal hidratada se produce una reacción química que genera carbonato cálcico y sosa cáustica.